CONSUMIR ESTOS ALIMENTOS EN EXCESO PUEDEN DAÑAR TU HÍGADO

Si hay un órgano que merezca una mención honorífica sin duda alguna sería el hígado. Además de transformar los alimentos en energía, eliminar el alcohol y las toxinas de la sangre, también es primero en soportar la presión cuando algo sale mal. Sin embargo, no solemos prestarle la atención que merece cuando elegimos comidas que son un gran peligro para éste tan importante órgano de nuestro organismo.

Por tal razón te presentamos una series de alimento que pueden dañar tu hígado si los consumes excesivamente días tras día.

Los calmantes y anti-inflamatorios

Si tomas analgésicos y anti-inflamatorios de venta libre, debes saber que fueron hechos para sanar algún problema en tu organismo y pueden arruinarte el hígado, sobre todo si se consumen mezclados con alcohol. Si necesitas calmar algún dolor, debes tener prudencia en la cantidad que tomas de estos medicamentos.

Sal

Consumir mucha sal puede causar que el hígado deje de producir proteínas como la albúmina, que ayudan a transportar muchas moléculas pequeñas a través de la sangre, entre ellas bilirrubina, calcio, progesterona y medicamentos. Esta proteína juega un papel fundamental para impedir que el líquido de la sangre se filtre hacia los tejidos.

Las sodas o refrescos

Debido a sus altos contenidos de azúcares generan la sensación de más sed. Aquellas personas que beben más de un cuarto de litro de estas bebidas endulzadas al día pueden desarrollar enfermedad de hígado graso.

El consumo de alcohol

El alcohol es uno de los productos más conocidos que pueden terminar con el hígado. Consumir alcohol en forma desmedida puede derivar en una inflamación que si no es atendida a tiempo puede cicatrizar y con el tiempo causar cirrosis, hígado graso y otros problemas hepáticos.

El hecho de tener un hígado muy resistente, capaz de regenerarse, no significa que sea invencible. Cada vez que el hígado filtra el alcohol que consumes, algunas de sus células mueren, lo que dificulta a la larga su capacidad para restablecerse, en especial, si tomas muy a menudo.

Las comidas rápidas

¿Eres un gran amante de las hamburguesas o la pizza? Quizás deberías ser un poco más selectivo luego de escuchar esto. Estos tipos de alimentos  contienen una mezcla de altos niveles de sodio y de grasas, que se pueden acumularse en el hígado y causar un daño hepático.

Consumo excesivo de carnes rojas

¿A quién no se le antoja un delicioso corte de carne de res? Aunque su sabor es inigualable, consumir con mucha frecuencia este alimento puede derivar en problemas en el futuro, cuando tu hígado ya no procese las proteínas de la mejor manera, por lo tanto te recomiendo el consumo moderado de carnes roja.

El cigarrillo

Fumada tras fumada, no sólo tu pulmón se vera afectado, sino también tu hígado, esto es debido a que las sustancias químicas presentes en los cigarrillos son capaces de causar daños irreversibles en las células del hígado al afectar el proceso de estrés oxidativo… Por su propio bien deje de fumar.

Los suplementos

Algunas investigaciones sugieren que los suplementos dietéticos y los suplementos nutricionales, pueden aumentar la producción de ciertas enzimas del hígado cuando se toma en cantidades excesivas. Y muchas veces, los suplementos están adulterados con químicos que afectan al hígado. por tal razón es sumamente importante informar a tu médico sobre todos los suplementos que estás ingiriendo.

Mientras algunos alimentos simplemente destruyen tu hígado, otros te ayudarán a mantenerlo sano. Por ejemplo, se ha encontrado que las frutas que son altas en antioxidantes como las ciruelas pasa, la mora azul, fresas, piña, arándanos, fresas, naranjas, manzanas y melones, ayudan a eliminar los radicales libres permitiendo que este órgano funcione mucho mejor.

Y recuerda  que el hecho de tener un hígado muy resistente, que tenga la capacidad de regenerarse, no significa que sea invencible.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *