Cómo poner una inyección de la forma correcta

En esta nueva entrega te vamos a enseñar la forma correcta de ponerle una inyección a otra persona y luego la forma adecuada de inyectarte a ti mismo.

Preparación

  • Debes asegurarte de tener el medicamento recetado y la jeringa del tamaño adecuado.
  • Lávate bien las manos y seca con una toalla de papel.
  • Desinfecta la superficie de un plato en donde puedas tener todo lo que necesitas.
  • Pídele a tu paciente que se acueste eso relajara sus músculos.
  • Ponte unos guantes y esterilízalos con alcohol.
  • Prepara unas volitas de algodón remojadas en alcohol o una toallita desinfectante.

 

Cómo inyectar 

  • Si el medicamento está frío caliéntalo un poco.
  • Saca la jeringa de su empaque.
  • Desinfecta tus manos y el frasco.
  • Abre la ampolla y saca el medicamento con la jeringa.
  • Voltea la jeringa con la aguja hacia arriba y expulsa un poco del medicamento para así sacar el aire del interior.
  • Reemplaza la aguja si la ampolla tiene que ser perforada.
  • Visualiza una cruz grande en el glúteo de tu paciente e inyecta el medicamento en la parte superior derecha para evitar tocar el nervio. Pero antes, frota el área con una toallita anti-séptica en el área localizada.
  • Coloca la aguja en un ángulo de 90 grados hacia la piel y en un movimiento rápido inserta la aguja en el glúteo e inyecta todo el medicamento.
  • Aproximadamente un tercio de la aguja debe permanecer fuera del cuerpo, luego remueve la aguja y presiona la herida con una toallita desinfectante.
  • Al sacar la aguja debes cubrirla con su tapa, desecha todos los materiales adecuadamente y lávate las manos.

Cómo inyectarte a ti mismo

    • Debes sentarte y relajarte. Necesitarás la parte media de tu muslo lateral.
    • La preparación y el proceso son los mismo que como te explicamos anteriormente.
    • La piel debe ser perforada de manera perpendicular.
    • Si aún se te hace difícil encontrar el punto correcto, forma un pliegue con la piel e inyecta el medicamento ahí. Pero recuerda que en el pliegue debe haber grasa no músculo.
    • Nunca uses una jeringa ni una aguja 2 veces, siempre llama a un doctor si la inyección se requiere en caso de emergencias y aplica la inyección solo si no tienes ninguna otra opción.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *