8 usos alternativo que le puedes dar a la sal

8 usos alternativos que le puedes dar a la sal fuera de tu cocina y  que posiblemente no sabias.

La sal es una sustancia blanca, cristalina, muy soluble en el agua, que abunda en la naturaleza en forma de grandes masas sólidas o disuelta en el agua del mar y en la de algunas lagunas y manantiales. La sal es muy empleada como condimento, para conservar y preparar un sin número de alimentos.

En este nuevo articulo te queremos enseñar algunos usos que le puedes dar a la sal para hacer tu vida mucho más práctica, así que empecemos.

Número uno: La sal es excelente para destapar cañerías

Una de las cosas frecuentes que nos ocurren es que el fregadero se tape debido a los restos de comida que suelen quedar en los platos. Antes de comprar algún producto químico, prueba con agua caliente con mucha sal, y viértela por el agujero del fregadero. Esto no solo elimina la grasa atrapada en la cañería sino que también elimina ese desagradable olor que suele salir por ella.

Número dos: Utiliza la sal como enjuague bucal contra bacterias

Simplemente debes mezclar agua tibia con sal y haz buches o gárgaras. Si padeces de gingivitis es un buen remedio para palear esta condición, además esta mezcla actúa como un potente antibacterial… Sorprendente verdad !

Número tres: Revive los colores de la tela

Si tus cortinas y alfombras están sucias, manchadas y huelen mal por tanto uso, prueba este fantástico truco: debes preparar agua salada muy concentrada y con un paño refriega en las manchas y la suciedad pegada. Veras como además con un solo lavado vuelven a verse prácticamente como nuevas.

Numero cuatro: Combate las hormigas utilizando sal

Si este insecto es parte de tu cocina aquí te enseñaremos una fácil solución a este problema: Coloca sal en diferentes lugares de tu cocina, especialmente en donde veas que se hace el camino de hormigas. La sal no solo aleja las hormigas sino que también ayuda a reducir la humedad.

Número cinco: La sal deja la plata como nueva

Normalmente la plata y el cobre pierden  su brillo con el paso del tiempo; para evitar esto basta con mezclar vinagre de manzana y sal, de esta forma obtendrás una súper solución para eliminar las manchas y recuperar el brillo perdido de los metales.

Número seis: La sal es un blanqueador natural de los dientes

En este caso debes hacer una mezcla de 50% sal y 50% de bicarbonato de sodio y luego cepíllate los dientes. De esta manera no solo combatirás la placa bacteriana sino que tus dientes lucirán mucho más blanco y relucientes.

Número siete: Sal para lavar tu ropa

Al final del lavado pon un poco de sal y notaras que la ropa no solo sale limpia, sino que también estará suave con el plus de que la sal evita que se encoja. Si la cuelgas al sol tendrás mejores resultados.

Número ocho: Limpia tus ventanas con sal

Si te es imposible sacar esas molestas manchas de los vidrios, mezcla sal y agua tibia y coloca esta combinación en un rociador o atomizador. Al final notarás que relucientes y limpias lucen tus ventanas.

Si llegaste leyendo hasta esta parte y te ha gustado este contenido por favor déjalo saber comentando un simple hola o gracias.  Si tienes alguna duda o inquietud con relación al tema de salud no dudes en expresarlo con un comentario… Muchas gracias y hasta otra próxima entrega.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *